Iniciar tu propio negocio empieza por conocer el modelo que más se ajusta a tus propósitos. Ya que existen varios tipos de empresas en Chile, cada una tiene sus propios requisitos y trámites. Para ayudarte a escoger, revisaremos sus aspectos más relevantes.

¿Cuáles son los tipos de empresas en Chile?

Con respecto a los tipos de empresas en Chile, primero tenemos que abordar la personalidad de cada una. Esto se refiere al sujeto de derecho y las obligaciones tanto de un individuo (persona natural) como de una sociedad (persona jurídica). Su diferencia principal es económica: con la primer arriesgas tu patrimonio y con la segunda no.

Entendido esto, como persona natural puedes optar por:

  • Microempresa familiar. Puede estar constituida por más de una persona natural y se caracteriza por usar el domicilio particular para efectos jurídicos. Entre sus requisitos, destaca que debes tributar como primera categoría, ser el ocupante legítimo de la vivienda, ejercer una actividad legal (no contaminante, peligrosa o molesta) e iniciar con un máximo de 1000 UF.

 

  • Empresa Unipersonal. Según el SII, representa el modelo base de una Mipyme para promover actividades comerciales o mercantiles. Debes respaldar el negocio con tu patrimonio y eres el único garante ante la ley. Es considerado un emprendimiento individual, posees responsabilidad ilimitada y tributas conforme a rentas efectivas (1era categoría).

 

  • EIRL. Es un formato para crear Pymes y Mipymes en Chile. Con la empresa de responsabilidad limitada posees personalidad jurídica y natural al mismo tiempo. El capital, patrimonio y cumplimiento de obligaciones corren por cuenta del negocio. Este modelo puede ser indefinido o determinado, debe regirse bajo el Código de Comercio, exhibir un carácter comercial y exige un titular para asuntos judiciales y extrajudiciales.

Entre los tipos de empresas en Chile, las opciones para personas jurídicas suelen ser:

  • Sociedad por Acciones (SPA). Es una combinación de una SA y una SRL, ya que no requiere junta de accionistas ni directorio. Se distingue de otras variantes porque te permite aumentar el capital o número de socios sin cambiar los estatutos. Solo hace falta una persona para crearla (personal o jurídica) e incluso puede hacerlo un extranjero con residencia definitiva o RUT.

 

  • Sociedad Anónima (SA). Esta iniciativa necesita por lo menos 2 personas naturales o jurídicas para instalarla. Requiere una contribución mínima de capital, dividido en acciones, y que debe pagarse durante los primeros 3 años. Incluye una junta de accionistas y un directorio que deben reunirse una vez al año. La junta de accionistas ordinaria debe convocarse mediante un aviso en un diario.

 

  • Sociedad de Responsabilidad Limitada (SRL). Este modelo puede ser fundado por cualquier persona natural o jurídica (nacional o extranjera). Necesitas un mínimo de 2 y puede incluir hasta un máximo de 50 socios. No hace falta pagar el capital de una vez y las decisiones se determinan por consenso de los socios.

Si estás interesado en los tipos de empresa en Chile o en iniciar con una franquicia, en ActionCOACH te asesoramos.