El auge del coaching se ha prestado para una serie de confusiones con respecto a lo que hace o para qué sirve. A esto se le ha sumado la aparición de expertos auto proclamados o pseudocoches cuyas certificaciones resultan dudosas. Para aclarar un poco algunos mitos y datos inciertos, te contamos los datos duros y las verdades sobre el coaching.

¿Cuáles son las verdades sobre el coaching?

Ya que existe una diversidad de malentendidos con respecto a esta disciplina, las verdades sobre el coaching son muchas y entre ellas destacamos las siguientes:

 

  • El coaching no es terapia, mentoría, consultoría ni asesoría. No se trata de ver al coach como un sacerdote o un psicólogo para contarle tus problemas emocionales. Esto se debe a que mucha gente no sabe de qué se trata realmente.

 

  • El coaching es una metodología basada en la ontología. El entrenador requiere de estudio y experiencia para perfeccionar su práctica. Como se enfoca en el ser, trabaja con las creencias y actitudes para idear estrategias que generen cambios en varios aspectos de la vida.

 

  • El coach no ofrece respuestas mágicas. Contrario a lo que puedas creer, este profesional no recita una serie de tips o advertencias que aplican para diferentes situaciones. Su labor es hacer las preguntas correctas para que encuentres cómo ser una mejor versión de ti mismo.

 

  • Cada coach tiene un área de especialización. Existen coaches dedicados a los negocios y a la vida que utilizan diferentes herramientas para ayudar a las personas. Puede tratarse de PNL, inteligencia emocional, espiritualidad, desempeño deportivo o ejecutivo y más.

 

  • Los resultados del coaching son medibles. Muchos creen que contratar un coach es como tirar una moneda al aire. Lejos de ofrecer resultados subjetivos, estos expertos saben cómo evaluar tu progreso mediante metas y encuestas sobre tus cambios progresivos.

 

  • Hay coaches con imagen de gurús o multimillonarios. Es una práctica de mercadotecnia que ha proliferado en los diferentes medios, pero que no necesariamente te garantiza resultados. Por eso debes estar alerta, revisar su reputación y validar sus certificaciones.

 

  • En internet puedes encontrar un poco de todo. Hay que tener cuidado porque hay verdaderos entrenadores y también pseudoentrenadores. Como es un espacio publicitario, muchos solo ofrecen un servicio grupal con poco acompañamiento y soluciones superficiale

 

  • Existen agencias con acreditaciones dudosas. Ante la popularidad de esta disciplina, muchos coaches nuevos se dedican a repetir su entrenamiento para certificar a otros. Es importante informarse sobre estos falsos acreditadores y saber en realidad qué te ofrecen.

 

  • El coaching no es un proceso de 3 niveles. Quienes te ofrecen esta metodología no son entrenadores reales. Para generar impacto, dicen combinar el new age, la estructura de arquetipos y la superación personal. Son conocidos por abandonarte en varias fases de este “entrenamiento”.

 

  • El coach te acompaña hasta el final. Además de darte resultados extraordinarios a nivel mental, un verdadero coach te acompaña hasta que logres tus objetivos. Trabajando uno a uno, te darás las herramientas para superar tus expectativas.

 

En ActionCOACH conocemos bien las verdades sobre el coaching porque nuestra reputación nos avala. Contáctanos hoy mismo.