La aplicación del coaching empresarial está ampliamente recomendada por sus efectos positivos, sostenibles y comprobados. Si necesitas mejorar el desempeño laboral, tener líderes más eficaces y superar obstáculos, esta disciplina puede ayudarte con tus propósitos. Te contamos las técnicas del coaching empresarial más usadas por los expertos.

 

6 efectivas técnicas de coaching empresarial

 

Las técnicas del coaching empresarial giran en torno a la transformación de la cultura organizacional, la adaptación al cambio y potenciación de habilidades. Si necesitas colaboradores independientes, proactivos, comprometidos, eficientes y motivados al logro, estos métodos pueden ayudarte a conseguirlo:

 

  • Preguntas abiertas. Hacer cuestionamientos que no requieren un “Sí” o “No” se utiliza para extraer más información de los participantes (cochees). Así, tanto el coach como el cliente pueden explorar sentimientos, emociones, conductas y puntos de vista sobre diferentes asuntos. Esto contribuye al proceso de autorreflexión.

 

  • Evaluación post sesión. Esta técnica invita a que los trabajadores compartan y escriban aquello que les ha impactado más sobre la sesión de coaching. Es una oportunidad para exponer lo que han aprendido y aquello que les ha permitido lograr sus metas. Se recomienda que en esta actividad predominen los refuerzos positivos y que se lleve un registro de las notas o impresiones para que coach y coachee tengan acceso a esta información.

 

  • Cuestionarios. Aunque esta lista de preguntas está diseñada para encaminar la implementación del coaching empresarial, puede usarse durante su desarrollo. Su aplicación le permite al experto conocer los aspectos más relevantes que inciden negativamente sobre el desempeño laboral. También ayuda a los participantes a indagar más sobre su percepción del proceso y su evolución.

 

  • Escritura poderosa. Plasmar aquello que se quiere alcanzar es un buen primer paso para encaminar la acción. La escritura le ayuda a los coachees expresar lo que sienten, piensan, quieren conseguir y han alcanzado. Mediante este diálogo interior, cada participante observa su progreso y hace seguimiento de cómo ha abordado los retos planteados. En la medida de su progreso, mostrará mayor compromiso con los resultados positivos del proceso.

 

  • Objetivos SMART. Esta técnica hace referencia a metas específicas, medibles, alcanzables, relevantes y en función del t La utilidad de estos objetivos está representada en una estructura claramente definida para asignar las pautas del plan de acción. Al mismo tiempo, el empleado puede establecer metas SMART más pequeñas que sirven como fases para alcanzar un propósito mayor.

 

  • Monitoreo y medición. Dicen que aquello que no se puede medir, simplemente no existe. El coaching empresarial se ha establecido como una disciplina respetada por aportar diferentes métodos de seguimiento para aportar información concreta sobre el progreso del participante. Mientras que el feedback del coach y de sus líderes sirve para mantenerlo enfocado, las encuestas y las conclusiones después de cada sesión son fundamentales para evaluar el progreso.

 

Estas técnicas del coaching empresarial son apenas la punta del iceberg para introducir mejoras en tu organización. En ActionCOACH contamos con amplia experiencia en este campo y un excelente grupo de profesionales a tu disposición que te ayudaran a liderar y convertirte en un mejor empresario con una metodología que está respaldada por la experiencia de más de 1,000 coaches alrededor del mundo. Contáctanos.