Es bien sabido que el emprendimiento no es para los débiles de corazón ni mucho menos para quienes no adoptan hábitos que les permitan triunfar. Si bien el éxito cambia según el cristal con que se mire, en los negocios se trata de sobresalir. Es por eso que el líder de cualquier negocio necesita actitudes ganadoras.

¿Qué hábitos distinguen a un líder exitoso?

Ser el líder de un emprendimiento no es una tarea sencilla e implica motivar, tener habilidades específicas y un alto nivel de organización. Para lograrlo, considera estos hábitos de gente exitosa:

  • Tienen una agenda. La priorización de objetivos empieza por organizar un horario que te haga consciente de tus objetivos y cómo maximizar tu tiempo. La idea es crear una rutina para la producción creativa y los asuntos personales.

 

  • Resuelven lo difícil primero. Aunque postergar ciertos placeres es bueno, no lo es tanto para las actividades que menos nos agradan. Esto motiva a que muchos emprendedores reconocidos aprovechan la mañana para salir de lo más engorroso.

 

  • Meditan y se ejercitan. Para tener las ideas claras, hace falta que tu cuerpo esté saludable y en forma. Estas actividades son conocidas por librarte de enfermedades, renovar la energía, oxigenar tu cerebro y permitirte reflexionar con mayor profundidad.

 

  • Miden sus avances. Un principio conocido en los negocios indica que todo lo medible es perfeccionable. Esto hace indispensable contar con indicadores clave para saber qué estás haciendo bien o mal, entender si estás cumpliendo las metas y dónde enfocar tus esfuerzos.

 

  • Usan diferentes enfoques. En especial cuando se trata de preguntas abiertas para profundizar sobres estrategias, innovaciones o desarrollos puntuales. No hay que desesperarse, sino trabajar en un problema diariamente y desde perspectivas distintas.

 

  • Priorizan actividades que generan ingresos. El líder que apunta al éxito entiende que necesita de una planeación cuidadosa para impulsar la rentabilidad. Esto significa acomodar el día en torno a las actividades productivas, como citas con clientes para cumplir con los objetivos.

 

  • Establecen metas definidas. Una recomendación es poner 3 objetivos semanales y 3 mensuales. Ya que es fácil distraerse con asuntos irrelevantes, esta estrategia mantiene tu enfoque. Puedes hacer reuniones cada viernes para revisar el progreso de cada semana e ir ajustando.

 

  • Motivan al personal a resolver. Un buen emprendedor construye un trabajo en equipo basado en la resolución de problemas. Por mucho estrés o presión que haya, los colaboradores deben asumir cómo resolver las prioridades más urgentes.

 

  • Disfrutan de la familia. Las personas exitosas valoran el tiempo de calidad con sus seres queridos y lo agendan invariablemente. Por muy atareados que estén o tengan demasiados asuntos que atender, este “break” renueva sus energías y les permite desconectarse.

 

  • Siguen aprendiendo. En un mundo globalizado, la competencia es más feroz que nunca. Como siempre habrá alguien más preparado, debes estar a la par o por lo menos actualizado para no perder terreno.

Hay más hábitos que distinguen el perfil del líder moderno en emprendimientos exitosos y en ActionCOACH te damos las herramientas para incorporarlos. Contáctanos.