Al igual que otras latitudes que buscan renovar sus modelos de negocios, el coaching se ha convertido en una práctica extendida en suelo chileno. Más que una moda que tiende a desaparecer eventualmente, este tipo de consultoría de negocios llegó para quedarse y te señalamos el porqué de su preferencia en este país.

Impacto de la consultoría de negocios en Chile

Como parte de la caja de herramientas de la consultoría de negocios, el coaching sigue ganando adeptos en esta era de la información. Ante la creciente necesidad de adaptación rápida a los cambios, muchas empresas chilenas quieren evitar la obsolescencia. Para ello, utilizan el business coaching con la intención de no perder competitividad.

El problema fundamental de muchas organizaciones modernas radica en deshacerse de la sobreinformación y las innumerables distracciones. Esto aplica tanto para la ejecución eficiente de procesos como al desempeño del personal. En función de obtener mejores resultados, los empresarios y dueños de negocios buscan el enfoque concreto que promueve dicha disciplina.

Los motivos para adoptar las técnicas asociadas con el coaching profesional son diversos, pero en este escenario nos inclinamos por:

  • La premisa principal de este método apunta a la definición de metas claras y precisas de lo que requiere la empresa. Este plan de acción conduce a lo que denominamos como toma de conciencia, la cual permite contestar preguntas clave sobre a dónde quieres llegar, cómo lograrlo y qué obstáculos hay.

 

  • Esta transformación consciente tiene como consecuencia un cambio de actitud. Cuando asumes responsabilidad por tus actos, entiendes que debes enfocarte en acciones puntuales para lograr el objetivo trazado usando tus habilidades y destrezas.

 

  • Lo anterior se conjuga en el poder que representa el hecho de tener una misión bien definida. Este motivador universal es el responsable de que gerencia y colaboradores persigan con mayor empeño los objetivos empresariales. Estas reflexiones internas impulsan la adaptación, flexibilidad y toma de decisiones acertada.

La preferencia por el coaching ontológico

Terminaremos aclarando que, en este país austral, la consultoría de negocios está dominada por el coaching ontológico. Esta rama tiene la particularidad de aprovechar la comunicación asertiva y psicología del lenguaje para conseguir los efectos deseados. Esta versión también incluye técnicas enfocadas en el descubrimiento del ser a través del entorno y la autobservación.

Complementando las ideas que predominan en el coaching, se trata de un camino creativo hacia la revelación interna de cómo actuar. El coach se convierte en ese amigo con mayor sofisticación que hace las preguntas correctas. Son tus respuestas las que dan forma a las pautas necesarias para cumplir con los objetivos.

Las empresas solicitan estos servicios con la finalidad de aportarles a los empleados un acompañamiento que se centra en la mejora personal y profesional. Este aprendizaje, en el cual el alumno es su propio maestro, mejora las relaciones interpersonales, fortalece la autoestima, motiva el logro y aumenta la productividad.

Dentro de la consultoría de negocios, todas las variantes del coaching tienen utilidad práctica en diferentes aspectos de la vida. Si buscas mejorar tu empresa, en Action Coach tenemos preguntas a tus dudas.