A medida que el desarrollo tecnológico avanza, las generaciones cambian y los modelos de gestión se ajustan, por eso hay que adaptarse mejor. En la próxima década, los cambios en los negocios sucederán con mayor frecuencia, siendo crítico que los líderes empresariales estén preparados. Asimismo, el coaching tendrá un papel protagónico en 2020.

¿Qué habilidades necesitará el líder empresarial en 2020?

A futuro, los gerentes o directivos tendrán que apoyarse más en el coaching para afrontar los desafíos presentes y futuros. Esto es porque las empresas exigirán un liderazgo más horizontal y enfocado en el desarrollo, la motivación y el empoderamiento del personal.

Ante la perspectiva de la integración del conocimiento técnico con la potenciación del talento humano, los nuevos líderes se van a distinguir por:

  • Worker experience. La reputación de una marca dependerá de lo que opine la gente y también de la percepción de sus colaboradores. Los nuevos gerentes tendrán que comprender mejor cómo generar compromiso y fidelización del talento humano al estudiar procesos de desarrollo sostenibles.

 

  • Una cultura de apoyo. La evolución personal y profesional del capital humano debe tomar mayor protagonismo dentro de las empresas. Las políticas que afecten los beneficios de los empleados, los líderes que no apoyen el crecimiento del personal en todas las áreas y la falta de atención a sus necesidades, no contribuirán a la retención del talento.

 

  • Mayor negociación. Las decisiones unilaterales y autoritarias son cosa del pasado. Los CEOs, CFOs y emprendedores necesitarán saber evaluar con más criterio los diferentes puntos de vista de sus empleados, socios y clientes. Esto con el fin de gestionar las necesidades planteadas de manera inclusiva.

 

  • Plasticidad mental. Los avances tecnológicos demandan una adaptación más rápida a condiciones nuevas o desconocidas. Esta realidad exige a los directivos contar con una flexibilidad cognitiva más desarrollada para aprender técnicas y procesos a una mayor velocidad. Además, tendrán que estar abiertos a soluciones que el resto del equipo pueda aportar.

 

  • Inteligencia emocional. Los jefes exitosos en la nueva década se apoyarán en el coaching para trabajar su empatía y su madurez emocional. De esta forma, tendrán mayor conocimiento y conciencia de cómo hacen las cosas, cómo influyen en sus empleados y cómo pueden mejorar para escuchar, apoyar, motivar y potenciar a sus colaboradores.

 

  • Resolución de problemas. Siempre importante, el líder moderno tiene que poseer esta cualidad para poder competir con la tecnología. Para afrontar los desafíos más importantes dentro de una organización, debe ser creativo, perseverante y rodearse con personas tanto o más capaces que él.

 

  • Pensamiento crítico. Más que eficiente, un buen gerente debe ser efectivo. Esto implica tener la disciplina para desglosar problemas complejos y generar un abanico de alternativas que sirva a los objetivos planteados. Su experiencia y la menor incidencia de errores serán cualidades muy necesarias en 2020.

Queda claro que el coaching será la disciplina que tendrá mayor impacto en los líderes del 2020. Por ello, en ActionCOACH estamos preparados para impulsar esta nueva revolución, contáctanos para más información.